domingo, septiembre 13, 2009

Denuncian abuso sexual de niña por parte de militares estadounidenses...


Tomado de Caracol Radio:

Olga Lucía Castillo, una madre cabeza de hogar desplazada se une a las voces que se oponen a la presencia de militares estadounidenses en bases colombianas y tiene una razón muy poderosa: su hija que hoy tiene 14 años, fue al parecer agredida sexualmente por dos efectivos del ejército de Estados Unidos cuando vivía en Melgar, Tolima:
El señor Michael Cohen se le acercó a Jessica y le dijo que si quería tomar algo y luego llegó el otro señor Cesar Ruiz y la obligaron a tomar, de ahí la sacaron en el vehículo de placas CTU 046 al servicio de la Embajada de Estados Unidos y la entraron a la sede de la Fuerza Aérea de Melgar, donde la violaron"

La niña, quien en ese entonces tenía 12 años, fue encerrada en el cuarto de uno de los presuntos agresores y luego la sacaron en la misma camioneta y la botaron frente a la Iglesia de Melgar, contó la madre. Después de ese doloroso hecho empezó el calvario de impunidad y de acosos, pues debió abandonar su trabajo y su casa, hasta terminar como desplazada en el parque Tercer Milenio.

Hoy Olga lucía y su hija quieren que este hecho no se repita como le ocurrió a otras niñas de Melgar, como explica ella misma:

En el 2006 fueron denunciados 26 casos ante la Comisaría de Familia de Melgar y en el 2007 iban 13 casos y con el de mu hija 14, en los videos porno que ellos también tomaron hay una niña de 16 años que luego se suicidó y enseguida el novio hizo lo mismo y el estado no hace nada"

El hecho es atribuído a un sargento activo del Ejército y a un exmilitar de Estados Unidos que llegaron a Melgar a trabajar en el marco del llamado Plan Colombia। Ellas no quieren venganza, solo justicia y reconocimiento, pues afrontan una grave situación de abandono y miedo producto de las amenazas.

Lo único que me queda agregar ante esta noticia, la cual trascendió a la opinión nacional porque la señora estaba en el Tercer Milenio, es tres cositas:

1. Hay más casos en Melgar alrededor del abuso sexual de estos señores "contratistas" y efectivos del ejército estadounidense (me recuerda mucho el comportamiento corruptor y abusivo de los señores extranjeros de las petroleras en los pueblitos);

2. El hecho de que esta señora haya sido amenazada a tal grado por denunciar, que ahora es desplazada y vivía hasta hace poco en un cambuche en Bogotá. Leí los comentarios intolerantes del artículo on line y me parece que los participantes que se explayaron en insultar a las víctimas de la violación pasan por alto que estos abusos se hicieron a niñas menores de 14 años, lo cual implica, si nuestro código penal no ha cambiado, que así la niña/o esté de acuerdo con el acto abusivo, o lo haya propiciado y/o buscado, sigue siendo un crimen por cuanto se considera que el niño/a no tiene la suficiente madurez ni criterio para consentir un acto sexual;

3. E silencio criminal del Estado ante estas denuncias, que entre otras cosas, no podrán hacerse efectivas por cuanto estos señores tienen inmunidad asimilable a la diplomática por cuanto están realizando actividades de acompañamiento, observación y/o asesoramiento a nuestras fuerzas militares...

¿Qué sucedería, es la pregunta, con 800 más de estos señores con inmunidad plena? Y eso que serian 800 soldados estadounidenses, sin contar los famosos "contratistas" del ejército gringo, que no son más que mercenarios con un eufemismo para suavizar la verdadera finalidad de su labor. Para reflexionar.




No hay comentarios.: