miércoles, marzo 18, 2009

Por la dignidad y el decoro nacional, re-reelección ¿quién dá más?

Recordando al querido periodista Jaime Garzón, y a uno de sus personajes que más me gustaban: Godofredo Cínico Caspa, epítome de los prohombres de la derecha ultraconservadora de nuestro país, miembro de número y de sangre de la realeza de las altas capas sociales, como él mismo decía de sí: "una persona de bien, último bastión de la derecha y de la decencia". Encontré este video, fragmento de la sección de Opinión que este cavernícola ilustrado tenía en Quak el Noticero, donde el Dr. Godofredo ilumina a la guacherna, a los gamines y a los indios del común sobre la verdadera esencia de la democracia participativa de Chibchombia:



También encontré estos corrosivos comentarios sobre el entonces Gobernador de Antioquia, el Dr. Alvaro Uribe, hoy Presidente de Colombia... Dije corrosivos comentarios, pero realmente Godofredo Cínico Caspa pensaba que la única persona de bien que podía llegar a equipararse a él mismo, la única persona que podía solucionar de una vez por todas el país, era ese prometedor político de quien se refería con entusiasmo y ardor, sin ahorrar las alabanzas (cosa insólita en alguien tan parco y sensato a la hora de hablar):

Ah, bendito país olvidadizo en el que vivimos, en donde pasan tantas cosas que superaron el horror natural que inadvertimos mucho más de lo que alcanzamos a procesar... Y no reconocemos la tremenda falta de Dios en nuestras vidas.

No hay comentarios.: