martes, octubre 09, 2007

El número 23...

"El drama psicológico "El Número 23", protagonizado por Jim Carrey, trata sobre un hombre con una vida normal y aburrida hasta que se encuentra con un oscuro libro titulado "El Número 23". Mientras lee el libro, este hombre se obsesiona con el, en la medida en que se convence más y más de que está basado en su propia vida. Esta obsesión con el número 23 le consume, y empieza a entrever nefastas consecuencias para su vida, más de las que nunca imaginó."
Estreno de la Película en USA: 23 de Febrero de 2007
Estreno de la Película en Colombia: 02 de Octubre de 2007
Realización en DVD: 24 de Julio de 2007.
Director: Joel Schumacher
Protagonistas: Jim Carrey, Virginia Madsen, Danny Huston, Logan Lerman y Rhona Mitra



Hace unos días fui a ver, por curiosidad (y por lo llamativo del afiche promocional), la última película de Jim Carrey. Este actor últimamente me ha sorprendido por sus últimas películas de corte dramático, no solo por el complejo contenido que las ha caracterizado, sino por que uno ya lo encasilla en el género humorístico, en el cual, valga decirlo, lo percibo ya muy quemado: todos conocemos de memoria sus muecas, gestos y posturas estrambóticas como para hacernos reír en serio.

Carrey y el drama
Las dos películas "serias" que le ví a Carrey eran, en una, donde caracteriza a un hombre que acude al servicio de salud para que le borren -literalmente- de la memoria los recuerdos de su última relación amorosa, ya que el dolor del rompimiento le había afectado de una manera severa, hundiendolo en una depresión aguda. Solo pude ver pequeñas escenas de esta película, Eternal sunshine of the spotless mind, ya que en ese momento estaba un poco ocupado, pero me impresionó ver a Carrey en ese papel dramático por que no lo hace mal. Está también el asunto de lo interesante del tema: la invasión de nuestra mente por una tecnología peligrosa, ya que ¿te imaginas que alguien pudiera literlamente ver, oír y conocer tus pensamientos, recuerdos, en fin, tu verdadero yo? ¿Te imaginas esa clase de poder al servicio de gobiernos corruptos, de tiranos o de supremacistas raciales?

La segunda película, The Majestic, tiene un profundo mensaje de patriotismo y gratitud hacia los héroes de la Segunda Guerra Mundial -héroes independientemente, creo yo, de que sean norteamericanos: detuvieron el avance del terror del nacismo-; recreada de manera nostálgica en un pequeño pueblo de USA. El personaje principal tiene un accidente y, a raíz de este, sufre amnesia, y llega a un pueblito donde es confundido con uno de los jóvenes soldados desaparecidos en acción. Me gustó muy mucho.

La amnesia ¿suprime la responsabilidad de nuestros actos?
Una pregunta que últimamente me había hecho con respecto a la amnesia, frente al cristianismo, era la de qué manera una persona que sufriera tal era susceptible de responder por sus pecados, desvanecidos por la amnesia. Jesús murió por nuestros pecados, pero si una persona no podía recordar lo que había hecho, y establecía una vida distinta a la anterior, ¿cómo podía recibir el perdón por estas acciones, si no las recordaba? Entonces, ¿la muerte de Jesús en estos casos está de más, es decir, al no haber conciencia de haber efectuado estos actos, y la consecuente interiorización de que estaban mal, no conducirían al arrepentimiento de los mismos?

La película El número 23 trata sobre un hombre que se obsesiona con un libro (El número 23), y que a lo largo de la película descubre terribles cosas de su pasado veladas por el piadoso manto de la amnesia; pero al final, en un acto de desesperación, se encuentra en la encrucijada de suicidarse y así huir de la carga de la culpa por los terribles actos cometidos, o por el contrario, asumirlos como adulto y responder por sus actos... a fin de cuentas -y esto pesa mucho en la decisión final del personaje-, un hombre inocente se ha visto encarcelado por tres lustros, como consecuencia de sus acciones. El personaje expresa su preocupación al respecto, al analizar angustiado con su esposa sus alternativas: ella está dispuesta a ayudarlo ignorando el pasado, ya que es un buen padre y esposo; pero él sentencia ante esta sugerencia de su mujer, que "no sería el tipo de justicia que a un padre le gustaría enseñar a su hijo"... Al final inesperado y gratificante de la película, vemos una cita de la Biblia: "... y sabed que vuestro pecado os alcanzará" (Números 32:23c).

Esta sentencia creo que cubre parcialmente la reflexión que me hacía al respecto más arriba. Pero digamos que nuestro personaje amnésico es "alcanzado por su pecado", es decir, sufre las consecuencias de sus actos, aunque no los recuerde; y por ende no los puede relacionar con su actual situación. Aquí, entonces, entra en juego la misericordia de Dios, en el sentido de que la sangre de Cristo es infalible para cubrir TODOS los pecados, tanto aquellos de los cuales estamos concientes, como de aquellos que aún no hemos identificado como tales (lo que se denomina "pecados ocultos", en el sentido más extenso de esta frase). Finalmente el resultado tanto si súbditamente los recuerda o no, pero pide perdón, es que es efectivamente perdonado por Jesucristo.

En fin, muy buena la película, aunque ha recibido malas críticas: considero tener muy buen gusto en cine y esta definitivamente me gustó muchísimo, tanto desde el punto de vista argumental, como por el buen manejo del suspenso, cuyo crecendo te atrapa y asfixia; eso sin hablar de la estupenda narrativa visual que nos ofrece. Una película en la que al final triunfa la verdad y el personaje central asume responsablemente las consecuencias de sus actos, así perciba que aquellos fueron cometidos por otra persona distinta y no él -debido a la disyuntiva sensorial producida por la amnesia-.

Reflexión para la actual coyuntura electoral en Casanare
Actualmente en mi departamento nos preparamos para votar el próximo 28 de Octubre para elegir poder ejecutivo territorial y local (Gobernador y Alcaldes municipales), y cuerpos colegiados legislativos (Diputados en la Asamblea Departamental, Concejales del Concejo municipal y Ediles de las Juntas de Administración Locales JAL). El proceso se ha visto sacudido por el escándalo de los nexos de distinguidos políticos locales con los paramilitares en Casanare, y todos los que hasta ahora han sido señalados por exparamilitares -ahora desmovilizados- han salido en su propia defensa en los medios de comunicación, aduciendo que son inocentes y que todo esto se trata de una "persecución política"... de hecho, la más manida de todas las excusas que las figuras públicas esgrimen comúnmente; amén de impresentables argumentos que incluyen "denunciar" las orientaciones sexuales de los candidatos contrarios.

Se ha dicho que una de las dolencias más terribles de mi país es su amnesia colectiva. Que nunca recordamos lo que pasó antes, y por eso siempre terminamos escogiendo a los mismos de siempre. Que los nexos con paras eran ampliamente conocidos y comentados en las esquinas. Que nadie denunciaba por miedo, o por falta de pruebas: a fin de cuentas era una verdad incontrastable. Parte de la afirmación de la amnesia colectiva del pueblo de mi amado país es cierta, lamentablemente. Pero, como dije anteriormente, eso no nos excusa de tener una parte de responsabilidad en la deblacle actual, y en esto me incluyo también. Todos hemos sido responsables: algunos por haber sido cómplices con esos tenebrosos criminales, otros por haber optado por mirar a otro lado, otros por no ayudar a las víctimas de esta violencia irracional; los hay que se han dedicado a "matar" personas con la lengua, destruyendo reputaciones, honras y familias en el proceso.

Invito a los candidatos a hacer un alto y reflexionar sobre la responsabilidad de sus actos, recordando la sentencia de Números 32:23, considerando que la gente no tiene por qué pagar el costo de decisiones motivadas por la avaricia y el deseo de poder; y emular el ejemplo del protagonista de esta película que comento, que pudiendo simplemente seguir su vida, prefirió pagar voluntariamente las consecuencias de sus actos, con el fin de poder mirar a la cara a su familia, quienes son finalmente las personas más importantes para nosotros.

A los votantes les invito a que piensen que si su voto es para asegurar la comidita de cuatro años, ¿No sería más inteligente pensar que es necesario asegurar la comidita de 30, 50 ó 60 años, incluyendo en esto a nuestros hijos y nietos?
Y ya que todos alegamos cierto cristianismo, recordemos el ejemplo de Jesús, quien cuando era injustamente acusado, a pesar de tener todos los argumentos a su favor, no se defendió, sino que bendijo a los que le maldecían y se puso en las manos de su Padre. No falta quién diga que por eso terminó crucificado, pero yo le recuerdo al tal que, al contrario, Dios le concedió la victoria más grande de todas las victorias: sobrevivió a sus propios enemigos, resucitando al tercer día y se encuentra sentado a la diestra de Dios Padre. Y Dios, si confiamos en Él, no nos impondrá pruebas superiores a nuestras capacidades... por que nos ama.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo que hace el tiempo libre . . .

Altayre dijo...

Bueno, querido Anónimo, es que también depende de cómo utilice uno su tiempo libre...
Feliz Año y gracias por tu visita y comentarios.

Altayre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Altayre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.