miércoles, junio 06, 2007

Las 9 Mentiras del Gobierno Colombiano acerca del TLC con Estados Unidos



Autor: Red Colombiana de Acción frente al Libre Comercio y el Alca, RECALCA
País: Colombia
Páginas: 28

"El Gobierno colombiano ha realizado una campaña, a favor del Tratado de Libre Comercio TLC con Estados Unidos, utilizando estadísticas amañadas y argumentos falsos sobre las supuestas virtudes del libre comercio y la necesidad imperiosa para nuestro país de suscribir dicho tratado.

En este empeño ha invisibilizado y no ha respondido a quienes documentanda y seriamente hemos planteado la inconveniencia del mismo. Un análisis de todas las falacias gubernamentales sería muy largo, ya que se ha tergivesado la experiencia colombiana e internacional en materia de libre comercio y desarrollo. Sin embargo, escogimos algunas de las principales para aportar elementos que permitan a la opinión pública tener una visión más objetiva y ajustada a la realidad."

De esta manera el prólogo de este libro nos introduce, en un lenguaje ameno y claro para aquellos apócrifos en los temas económicos, en la verdad de las ventajas y dificultades que obtendría Colombia al suscribir un tratado semejante. Como actualmente es motivo de debate en el Congreso de Colombia, y como el Dr. Uribe logró lo que ni siquiera los más dramáticos acontecimientos nacionales habían podido ocasionar, es decir, la movilización masiva de grupos civiles que han protestado mediante marchas, manifestaciones y debates, vendré posteando como antes dije estas nueve tesis en mi blog.

Pero antes aclaro. El Gobierno sí ha abierto espacios de debate... amañados, sí, y para sordos. El país nacional es caja de resonancia del intrépido Presidente, además de que el escándalo de la parapolítica mantiene temas vitales y estratégicos en segundo plano. Así que en los debates con apariencia de debates -valga el retruécano- que se han organizado institucionalmente, los opositores y críticos al TLC se exponen a virulentos ataques a su dignidad moral, ética, espiritual, etc, tanto así que se volvió parte de la rutina oficial de los altos servidores públicos de Colombia denigrar e insultar al contradictor diciendoles, entre otras perlas, "terroristas vestidos de civil", comunistas, etc; para después salir al día siguiente, con la cara recién lavada, ante los medios de comunicación, para murmurar algunas excusas. Y se acabó el cuento.

Como abrebocas, me permito escribir lo siguiente que encontré en el diario continental "Tiempos del Mundo", en su versión impresa, en la edición del 26 de abril de 2007:


"Entender los Tratados de Libre Comercio TLC constituye, más que un ejercicio intelectual, una tortura (...)

Primero, (...) los proponentes de los TLC intentan convencernos de que rápidamente rendirán frutos para mejorar la competitividad y la balanza comercial. Pero en Centroamérica, donde tiene mayor importancia, la relación comercial con EE.UU. se deterioró, excepto en el caso de Nicaragua. (...)

Segundo, los negociadores y gobernantes de algunos países se dedicaron a repetir, antes y durante el período de las negociaciones, que el TLC era urgente. Esta actitud le indicó a EE.UU. que se aceptaría cualquier solicitud. (...)

Tercero, los TLC son prácticamente idénticos en sus contenidos, estructura, condiciones y obligaciones (...) No hace falta leer los TLC para saber que no toman en cuenta las particularidades de cada país. (...)

Cuarto, entre los países desarrollados no existe uno solo que haya llegado ahí con el paquete completo de políticas tipo TLC. (...)

Quinto, México es el único país latinoamericano con un TLC en vigencia por un período largo. Aun los promotores más convencidos de estos TLC concuerdan en que, en cuanto a temas como el empleo y la competitividad, los resultados han sido muy deficientes [para México].

(...) estos cinco puntos deberían servir para apaciguar el entusiasmo de algunos por los TLC. " Tomado del artículo ¿Han estudiado a los TLC?, de Ottón Solís.

Nos veremos pronto. Sólo espero no tener que pasar taaaanto tiempo sin poder postear, ¡con todo lo que está pasando en Chibchombia, y yo roñendome las uñas y aguantandome las ganas de opinar!

No hay comentarios.: